Música católica

Red Social de Músicos Católicos

El Salmo responsorial

 

Aunque todos sabemos que los Salmos forman parte de la Biblia —y por tanto son Palabra de Dios revelada—, y que eran la oración por excelencia del pueblo de Israel para dirigirse a Dios, la historia del Salmo responsorial muestra la escasa importancia que la Iglesia le ha dado durante siglos a este texto bíblico en el contexto de la liturgia eucarística si lo comparamos con la liturgia de las horas —alimentada y custodiada por el clero y la vida monástica—, que basa toda su estructura oracional en la recitación y canto de los salmos. Desde el siglo VI se suprimió en la liturgia el Salmo responsorial tal como lo conocemos ahora. Se quedó reducido a un solo versículo y dejó de ser responsorial. Algunos atribuyen su casi desaparición a la música, que se erigió como protagonista, de forma que lo que originalmente era una declamación acentuada del texto sagrado, enseguida derivó hacia formas más desarrolladas y floridas, más complicadas, hacia una música llena de adornos que hacía cada vez más ininteligible el texto. Lo que había sido lectura cantada de un salmo, con respuesta de la asamblea, igualmente cantada, se convirtió en canto brillante pero sin apenas salmo y sin canto responsorial de la asamblea. Había muerto el salmo responsorial como tal, y aparecido, en su lugar, el “canto interleccional”.

A partir de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II, el Salmo responsorial ha adquirido una entidad propia recuperando la importancia que tuvo en épocas pasadas, aunque en la liturgia dominical, la que se celebra en nuestras comunidades y parroquias, aún no se ha asimilado como tal. Por eso, desde aquí queremos hacer una llamada a los coros parroquiales y responsables de liturgia para que entre todos hagamos un esfuerzo por recuperar la importancia de este texto bíblico en nuestras liturgias dominicales; texto que, deseablemente, debería ser siempre cantado.

Todo esto lo hemos desarrollado ya en entradas anteriores de este Blog sobre Música y liturgia, por lo que no vamos a repetir lo ya dicho remitiendo, para quien tenga interés, a dichas entradas: El ministerio del salmista y Liturgia de la Palabra: Salmo responsorial.

Lo que ahora proponemos en «Notas para el Salmo» es casi un Taller del Salmo responsorial, un itinerario por los salmos de cada domingo con dos notas: una nota teológico-oracional y una nota musical. Se trata de comprender el texto y aprender a cantarlo. En la mayoría de nuestras celebraciones ni se hace referencia al Salmo en la homilía ni se canta cuando se proclama la Palabra. Cantamos en muchos momentos de la celebración, pero casi nunca el Salmo responsorial a pesar de que existen numerosas musicalizaciones y de que disponemos del tono salmódico que podemos utilizar en prácticamente la totalidad del salterio (es conveniente disponer del Libro del Salmista editado por la Conferencia Episcopal Española).

Cantar y rezar con los salmos en la liturgia dominical es nuestra gran asignatura pendiente por lo que ya va siendo hora, cincuenta años después, de tomar en consideración la invitación de los padres conciliares a recuperar este elemento litúrgico: «El Concilio Vaticano II, al disponer los principios de la reforma litúrgica, se propuso «restablecer, de acuerdo con la primitiva norma de los Santos Padres, algunas cosas que habían desaparecido a causa del tiempo» (Sacrosanctum Concilium 50). Uno de los ritos restablecidos por la reforma litúrgica ha sido el salmo responsorial. La recuperación de este rito es fruto, por una parte, del aprecio y revalorización de la presencia de la Palabra de Dios en la liturgia y, por otra, del planteamiento de la estructura de la celebración eucarística a partir de las leyes fundamentales recibidas de la tradición litúrgica.» (Directorio litúrgico pastoral sobre el Salmo responsorial y el Mini...).

Sigue leyendo en: http://musicaliturgia.wordpress.com

Visitas: 144

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Música católica para añadir comentarios!

Participar en Música católica

Distintivo

Cargando…

© 2017   Creado por Alfredo.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio