Música católica

Red Social de Músicos Católicos

Nacimiento de Jesús
 "Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado.  Este primer censo se hizo siendo Cireneo, gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad.
Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.
Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.
Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor.
Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían:
!!Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!
 Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Y al verlo, dieron a conocer lo que se les había dicho acerca del niño. Y todos los que oyeron, se maravillaron de lo que los pastores les decían.  Pero María guardaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón. Y volvieron los pastores glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, como se les había dicho." (Mt. 1.18-25)
Jesús,el Mesías, el hijo de Dios, ha llegado, aleluya!!! Esa sensación de esperanza y alegría que llena el alma del creyente hoy, ha venido marcando a los fieles desde el día de su primera venida. 
En el humilde establo de Belén vino al mundo ante el corazón extasiado de sus padres. El asno y el buey le dieron calor. Fue creciendo como todos los niños, pero dotado de una sabiduría sobrenatural. Llegó a los treinta años. Empezó a predicar una doctrina nueva. Un revolucionario del amor, que llegaba con un discurso diametralmente diferente a todo lo escuchado hasta ese entonces: "Amaos los unos a los otros". Nadie le entendía. De hecho, lamentablemente aún hoy, muchos siguen sin entenderle. ¿Cómo pensar que es verdad esa religión del corazón sin fecha y sin patria, esa invitación a sentirnos parte de todos los seres de la tierra, cuando lo decretó junto al Pozo de Jacob en conversación con la samaritana?
Su nacimiento partió en dos la Humanidad, un antes y un después. Partió en dos las conciencias humanas: creyentes y no creyentes. Su doctrina es la esencia que queda haciendo abstracción de las imperfecciones a lo realizado por la Humanidad. Jesús no fue un dogmático ni un teólogo.
Es el creador de una religión del sentimiento puro. Y esta idea del joven Maestro ha sobrepasado el nivel de mediocre bondad más allá del cual nuestra especie humana no ha podido elevarse. Por eso somos incapaces de comprenderlo. Sólo podemos admirarle y amarle.
¡¡¡Feliz cumpleaños, mi amado Rabí de Galilea!!! ¡ Felíz navidad hermanos y amigos!
Gabriel Salgado
tiempodealabanza@gmail.com

Visitas: 239

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Música católica para añadir comentarios!

Participar en Música católica

Distintivo

Cargando…

© 2017   Creado por Alfredo.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio